Sostenibilidad Turística, La Puerta al futuro del Turismo

27 febrero, 2019

A la fecha, Colombia cuenta con 13 municipios certificados como destinos turísticos sostenibles con la Norma NTS ­TS 001-1: Jericó, Jardín y Parque Arví de Medellín (Antioquia), Centro Histórico de Cartagena (Bolívar), Monguí y Villa de Leyva (Boyacá), Ciénaga (Magdalena), Pijao, Filandia y Salento (Quindio), Santa Rosa de Cabal (Risaralda) y Centro Histórico de Buga (Valle).

De acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MinCIT),”Esta certificación implica un cambio en las políticas, prácticas empresariales y el comportamiento de los consumidores para impulsar el desarrollo turístico rentable, con respeto por lo natural, social y cultural.” Entre los beneficios que esta certificación traerá para los municipios se pueden destacar las siguientes: Promoción hacia el consumo de servicios turísticos de óptima calidad, mejora en la imagen de los servicios turísticos, incentivar el crecimiento en la prestación de servicios turísticos de calidad, promoción del desarrollo y uso de procesos, técnicas y tecnologías de calidad aplicadas al sector turístico y fortalecimiento cultural, disciplina y gestión en el destino turístico. Debido a la gran diversidad de relaciones que trae consigo la actividad turística, el turismo sostenible deberá tener la capacidad de servir como un generador de cambio en los territorios, beneficiando los esfuerzos por la paz y seguridad, el fomento de las economías locales y la estabilidad de las comunidades.

El sector turístico en el eje cafetero ha experimentado un notable y sostenido crecimiento en la última década y se está posicionando como una industria que aporta un gran valor a la economía y al desarrollo comercial de los municipios. Sin embargo, pese a los beneficios económicos que genera el sector, el turismo convencional trae consigo también diversos efectos negativos de gran repercusión; esto debido al tamaño de esta industria: contaminación de las reservas naturales, deterioro de los ecosistemas, erosión, hacinamiento hotelero, desplazamiento de la población local ante la llegada de turistas y empresarios o inversionistas. En este contexto, está cobrando cada vez más importancia el concepto de turismo sostenible

El año 2017 fue designado por las Naciones Unidas como el año internacional del Turismo Sostenible para el desarrollo, esta designación con el fin de crear una consciencia en la población en general, y de los Gobiernos en particular, sobre la importancia de la sostenibilidad. En Marzo de 2018 se otorga la certificación como destino sostenible a tres de nuestros municipios del departamento del Quindío, Pijao, Salento y Filandia, y uno en Risaralda, Santa Rosa de Cabal. El Instituto Colombiano de Normas Técnicas – ICONTEC –reconoce el esfuerzo que durante todo el año 2017 los municipios y los Departamento realizaron por el desarrollo sostenible de la industria del Turismo, y nos deja ver con claridad una serie de beneficios que, contrario a lo que se pueda pensar, son primero para la comunidad anfitriona y luego por extensión para el turista y visitante.

En el caso del Eje Cafetero la certificación en Sostenibilidad turística garantizará, para los municipios certificados y para los que se espera certificar en los próximos meses, que el impacto ambiental sea mínimo, ya que se debe asegurar el  uso óptimo de los recursos medioambientales, manteniendo los procesos ecológicos esenciales y ayudando a conservar los recursos naturales y la diversidad biológica. Se adelantaran todas las actividades necesarias para garantizar el respeto a la autenticidad sociocultural de las comunidades anfitrionas o locales procurando la conservación de sus activos culturales y arquitectónicos, así como sus tradiciones y  contribuye al entendimiento y la tolerancia intercultural e integración de las comunidades en el desarrollo de las actividades turísticas que permitan la generación de empleo local, directo e indirecto. Las vacantes o puestos de trabajo generados para el desarrollo de las actividades turísticas deberán ser cubiertas con integrantes de la comunidad local.

El turismo sostenible deberá estimular el desarrollo de empresas turísticas de base local y al integrar a proveedores locales a su operación se propicia el desarrollo de empresas dedicadas a actividades suplidoras de bienes y servicios. Los beneficios económicos se deberán destinar a la conservación y desarrollo local que al ser distribuidos entre las comunidades locales serán un factor clave en programas de reducción de la pobreza.

Finalmente, para los turistas o visitantes será una experiencia significativa que enriquezca y fomente las buenas prácticas turísticas sostenibles en los entornos. Como todo proceso que sea certificado, cada municipio requerirá de crear estrategias, planes o programas de mejora continua, que permitan hacer seguimiento constante al sistema para poder adoptar oportunamente las medidas correctivas que sean necesarias. Esto estimulara las mejoras continuas de las infraestructuras al servicio del turismo, tanto públicas como privadas, se tendrán que mejorar las vías de comunicación, las telecomunicaciones, los servicios domiciliarios, el alcantarillado y la disposición final de todo tipo de residuos.

A todo lo anterior se suma que la certificación en sostenibilidad turística traza los derroteros para trabajar en la promoción, respeto y valoración de toda manifestación cultural local como danzas, artesanías, gastronomía y la reactivación de las zonas rurales que se deberán convertir en proveedores naturales de actividades, servicios y bienes para el turismo. La sostenibilidad implementada en los municipios certificados del Eje Cafetero deberá ser emulada y puesta al servicio de los departamentos, no sólo de sus territorios. Solo así podremos garantizar que esos hermosos verdes de gran variedad de tonos y la amabilidad de sus gentes continúen cautivando y enamorando a propios y foráneos y que esta región, la más hermosa de Colombia, se mantenga así para el disfrute y goce de las próximas generaciones.

Eduardo Mejía Jaramillo
Secretaria de Turismo, Industria y Comercio
Gobernación del Quindío

Escrito por Martha Cecilia Arcila Zuluaga -