La Miel

22 febrero, 2017

miel-de-abeja-antioxidante-natural

Maravilloso y dulce regalo de la naturaleza producido por flores y fabricado por muchas variedades de abejas, las cuales le incorporan sabor, textura, nutrientes y demás componentes que hacen posible deleitar el más exigente de los paladares.

Ahora bien, una vez hemos recordado este manjar natural conviene preguntarnos ¿qué es la miel? Sabemos por los expertos en la materia que este alimento es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas. Las abejas recogen estas materias primas, las transforman y combinan con la enzima invertasa que tienen en su saliva. Luego almacenan el preciado líquido en los panales, donde hace su proceso de maduración.

Lo que no todos conocemos es su aporte nutricional. La miel es una buena fuente de energía inmediata. 100g de este manjar aportan aproximadamente 300 calorías y a su vez le regalan al cuerpo una gran variedad de vitaminas como la vitamina C, B2, B6; y aportan minerales como el calcio, hierro, magnesio, selenio, sodio, entre otros; que finalmente enaltecen su valor como alimento.

Ha sido considerada como uno de los alimentos con más cualidades curativas, que permite brindar bienestar a hombres y mujeres cuando padecen de variados problemas de salud pues dentro de sus muchos aportes vemos que cuida la piel, disminuye fatigas y mejora el sistema inmunitario.

Otro fin para el que se emplea es el de insumo en la operación gastronómica ya que las propiedades físicas de la miel tales como su viscosidad, sus tonos, y su lustre, la convierten en un ingrediente de excelente calidad para el uso gastronómico.

La miel es considerada un dulce perfecto en la cocina del mundo ya que contribuye en la generación de sabor en salsas y aderezos. Además de esto, contribuye al mejorar la textura y color de estas preparaciones, agregando un bello toque final a la presentación de los platos de los cocineros clásicos y modernos.

Desde siempre ha sido utilizada en la repostería y panificación como un insumo para fabricar deliciosos postres, panes, amasijos, helados, cremas, brillos y demás. Gracias a su característica higroscópica (capacidad para atraer agua) mantiene la humedad de los bizcochos, además reacciona muy bien con las levaduras químicas, permitiendo buen desarrollo en masas.

Por ser un antioxidante natural ayuda como conservante en procesos de cocina, por ejemplo, al utilizarse en horneados de carnes, evita la aparición de sabores rancios o avinagrados.

Por esas mismas cualidades, es utilizada con frecuencia en la preparación de conservas, mermeladas y jaleas para el deleite del más exigente paladar.

Escrito por admiNature -