EL ANTURIO, LA HOJA-FLOR CON FORMA DE CORAZÓN.

26 junio, 2019

EL ANTURIO

LA HOJA-FLOR CON FORMA DE CORAZÓN.
Los Anturios son una planta originaria de los bosques de Colombia, Ecuador y América Central. Lo que se conoce como flor, es una hoja evolucionada llamada Espata. El género Anthurium cataloga más de 700 especies, la más conocida como flor ornamental es la comúnmente llamada Anturio. El Anturio es de inmediato asimilada a un corazón, su forma simplemente lo es; pero además los colores rojos lo ratifican, el brillo que da la contextura de la hoja permite que sea manipulada sin que se dañe, esta es una de las cualidades que lo hacen ser preferido para los regalos florales. Además de garantizar su durabilidad de más de 20 días El Anturio como flor ornamental, existen diferentes variedades que son el resultado de la hibridación natural y controlada. Se clasifican según el color, las dimensiones y la forma de la espata, la longitud y color del espádice, estas características de producción y agronomía de las plantas generalmente ofrecen sorpresas maravillosas en color, variedad y tamaño de la hoja-flor. Son de gran aprecio por su estética, colorido y variedad, pero hay que advertir que resultan venenosas para mascotas. El calificativo de orgásmicas que muchos expertos le dan por clasificación es por su condición de hermafrodita, pero también son conocidas como una de las variedades de la flora tropical de Colombia. La gran variedad de Anturios va desde las silvestres y muy comunes, que encontramos en los paseos por las veredas y no son bien valoradas, el Anturio blanco, pequeño pero hermoso se da de forma silvestre y natural y se reproduce fácilmente, cuando es cortado no tiene mucha durabilidad, así que es mejor conservarlo en planta o maceta para jardines residenciales o antejardines en conjuntos urbanos o rurales. Los Anturios rojos son más exquisitos, son de cultivo y aun cuando se encuentran en las sombras de los guaduales, tienen la misma consistencia que el Anturio blanco, si se remueve de su entorno sombrío y húmedo cambia la coloración y su durabilidad. Los Anturios de gran tamaño y variedad de rojos, se desarrollan de forma controlada, bajo sombra y condiciones de humedad ideal, todo este esfuerzo para dar felicidad y satisfacción a los amantes, no solo de las flores sino a los seres que valoran la forma, el color y el diseño espectacular y sorprendente cada vez más como regalo irrepetible de la naturaleza. No dejan de ser igualmente sorprendentes las otras variedades de Anturios menos conocidas o inclusive desconocidas. En los recorridos por los corredores biológicos de barbas Bremen o en el jardín botánico del Quindío, nuestros guías o informadores turísticos nos hacen valorar las hojas gigantes por las cuales simplemente circulamos sin darnos cuenta que estas hermosas son también familia de Anturio y si tenemos la fortuna de encontrarlas en floración muy seguramente quedaremos sorprendidos ante el esplendor de ellas; que al igual que las más comerciales tienen las mismas características de brillo y durabilidad. Algunas de las más populares son: El Anthurium crystallinum, tiene hojas muy grandes, aterciopeladas, verdes con nervaduras argentadas, las espatas son verdes y apretadas. El Anthurium veitchii, tiene hojas muy grandes de color verde azulado que pueden llegar a medir 90 cm, cordiformes con nervaduras hundidas y espatas de color amarillo – verdoso… una auténtica obra maestra de la naturaleza. Las hojas de gran tamaño, conocidas como balazo o la hoja rota también son familia de las aráceas aun cuando su género Monstera y su nombre vulgar el balazo, pero su flor es relacionada y es una verdadera obra de arte de la creación. El Anthurium andreanum, con hojas rectas de un bonito verde intenso, cordiformes. Las espatas son cerosas y rojas bastante grandes y con un espádice blanco o amarillo. La especie más cultivada es sin duda el Anthurium scherzerianum, con espatas largas, brillantes y con coloraciones que van del rojo, al amarillo o al naranja. Las hojas son largas y muy flexibles portadas por pequeños pecíolos. También hay Anturios pequeños, o de talla mínima, son considerados de colección, absolutamente preciosos y de lujo para sus dueños, pero la pasión que convocan los coleccionistas de Anturios va más allá de tener variedades de colores y tamaños, su pasión es el logro del más exótico, así que veremos Anturios rojos con espata blanca o verdes con espata roja o la hoja de verde con rojo y la espata amarilla, un universo encantador y enamorador. Grande sorpresa nos da el estudio de los Anturios, y en esta edición resulta apasionante compartirles un poco más de lo que conocemos como Anturio, el rojo o el blanco, el balazo o el pequeño, el cultivado o el silvestre; pero como hemos aprendido en este texto son muchas las variedades de la misma familia, queda todo por aprender, pero hasta acá un pequeño aporte a fortalecer la pasión por las flores tropicales. María Eugenia Beltrán f. Arquitecta
Escrito por -